La utilidad de las redes

Aquí me refiero a las redes que generan orden al proyecto.

Las redes no son para proyectar, el proyecto surge de una idea conceptual generada mediante bocetos que solo pueden ser interpretados por el arquitecto, pues el concepto subyace solo en su mente.
Estos “garabatos” o bosquejos se han de colocar bajo una red a fin de ser ordenados, pues la arquitectura es orden y no caos. De esta manera, la idea será puesta en el crisol de cada uno de los principios ordenadores, alcanzando así: ritmo, jerarquía, eje, pauta, contraste y equilibrio.

Veamos algunos ejemplos de “garabatos” incomprensibles para los no iniciados, donde se observa que un excelente arquitecto no necesariamente es un buen dibujante, y viceversa; pues reitero, el arquitecto trabaja con  ideas y conceptos, pero con una comprensión y visualización total del espacio que le rodea. (Aquí es menester aclarar que ningún número de planos podrá plasmar a cabalidad la sensibilidad y las ideas del arquitecto).

El boceto y maqueta aquí reproducidos son del arquitecto mexicano Teodoro González de León para el proyecto de la embajada de México en Alemania. Véase como la red surge del boceto.


Traza y realiza bosquejos una y otra vez incansablemente, hasta que surja de esa mente fecunda y creadora la idea conceptual por la que mueres. Al final la red solo hará ligeros ajustes al proyecto, más éste, no surgirá de ahí. Mi recomendación es: Jamás proyectar sobre una red, ni con instrumentos y mucho menos en autocad; esos no son más que herramientas para dibujar y hacer comprensible el proyecto para los mortales. Vosotros estáis para más que eso. Vosotros habéis sido llamados a transformar el espacio.

Artículos afines

Dejar un Comentario