Al gran arquitecto del universo

La arquitectura siendo inmortal, es para los mortales.

Pero…qué tiene de especial la arquitectura?
Que algunas profesiones deben esperar que las personas padezcan algún problema para tener ingresos; pero al arquitecto le acontece todo lo contrario. Cuando a las personas les va bien en su vida, al arquitecto le va muy bien. ¡¡¡Esto es fantástico!!!
Es gratificante cuando un cliente llama y solicita un servicio…seguro le va bien; y caray, a mí también me irá bien; porque generar ideas es una actividad emocionante, porque nos mantiene vivos.

Por eso no comparto con quienes ven a la arquitectura como una actividad estresante y asfixiante; pues el arquitecto trabaja con ideas y conceptos, los cuales fluyen y se plasman en proyectos que permiten al arquitecto ver el futuro; así es, los arquitectos podemos ver el futuro, porque somos hijos del Gran arquitecto del universo.

Sin embargo, muchos son los llamados, mas pocos los escogidos. Ingresan muchos y salen pocos, porque son estudios demandantes y la profesión celosa de estar solamente con quien se aferra y pelea por alcanzar la meta. Al final, ningún cobarde llegará, solamente los valientes arrebatarán el triunfo.
La constancia, perseverancia y disciplina rendirá sus frutos a quien sembró con paciencia y sacrificio.

Artículos afines

Dejar un Comentario